Skip to Main Content
Levi, Ray & Shoup, Inc.

Una nueva esperanza

Language Options


Dicen que la retrospección es de 2020. En ese caso, no me importaría ver el año 2020 desaparecer a pasos agigantados por el espejo retrovisor. Al tiempo que escribo esto, mi gobierno local (Illinois) celebra el primer aniversario de la declaración de desastre por parte de nuestro gobernador debido al virus COVID-19. ¿El detonante? El décimo primer caso conocido en el estado de Illinois. Ocho meses después, casi 600.000 habitantes de Illinois habían sido infectados, incluido yo y varios miembros de mi familia.

Un año después, me entusiasma la idea de que las cosas estén poco a poco volviendo a la normalidad, al igual que mi rutina diaria de trabajo. Como comenté en un artículo de blog el septiembre pasado, mi propia experiencia de trabajo en casa fue auténticamente reveladora. Gracias a soluciones como Office 365, Teams y OneNote, pude acceder a casi todas las aplicaciones que necesitaba a través de Internet. Para varias de nuestras aplicaciones desarrolladas internamente, tuve que abrir una sesión de VPN antes de iniciar mi trabajo (y sufrir el timeout ocasional de la sesión de VPN). Sin embargo, imprimir nunca fue fácil durante mi peregrinaje a través del trabajo en casa. Incluso, más de una vez, fui a la oficina (fuera del horario de trabajo, lo prometo) para utilizar las funciones de color y dúplex de las impresoras en la sede central de LRS.

Para mí, el experimento de trabajar en casa fue todo un éxito; aprendí que *puedo* mantenerme productivo mientras trabajo desde casa, aunque prefiero los aspectos sociales – y la conveniencia – de una oficina repleta de compañeros, personal de apoyo e infraestructura de TI. Sin embargo, algunas empresas y empleados tuvieron una visión distinta. Recientemente, organizaciones como Facebook, Twitter, Square, y muchas otras han anunciado que permitirán a los empleados teletrabajar con carácter indefinido.

Esto me lleva de nuevo a la impresión. A raíz de este peculiar año, algunos de los clientes de LRS también han llegado a la conclusión de que ya no requieren que los empleados trabajen físicamente desde oficinas de propiedad corporativa. Además de las oficinas en casa, se ha producido una tendencia paulatina hacia el uso de espacio flexible compartido de oficina (es decir, instalaciones de “coworking”) como el de WeWork, IWG, ServCorp y otros proveedores. Algunas organizaciones consideran que estas son las ubicaciones perfectas para que diversos equipos colaboren en proyectos a corto plazo, o incluso, asignaciones a más largo plazo, en ciudades donde el establecimiento de una oficina dedicada no sería justificable.

Tales instalaciones suelen disponer de una o más impresoras. No obstante, ¿permitirá su Director de Seguridad o su equipo de administración de TI que los usuarios impriman documentos empresariales sensibles a través del Internet público en un dispositivo que no han visto nunca, que no gestionan y que no pueden monitorizar? Una instalación de coworking no se encuentra detrás de su firewall corporativo. Para sus compañeros del equipo de seguridad, eso representa un riesgo injustificado.

Por suerte, cada problema de impresión tiene su solución. El objetivo de nuestro software LRS Internet Printing recién anunciado es apoyar las mismas características de impresión y escaneo de nuestras soluciones actuales de gestión de output, mientras le permiten utilizar el Internet público en lugar de su red corporativa en la oficina. Con la ayuda de cifrado y de protocolos de autenticación de usuarios, además de varios componentes inteligentes nuevos en el software LRS, sus usuarios pueden imprimir y escanear documentos desde una oficina remota, una oficina en casa, o incluso, desde el asiento de un tren de alta velocidad. Todo ello sin sacrificar la seguridad de sus documentos… o no dejar dormir al personal de TI.

¿Impresión y escaneo seguros desde ubicaciones fuera de su red corporativa? A veces, una pandemia, desastre natural o cambios en los patrones de trabajo los hacen necesarios. Y, cuando lo son, la impresión por Internet de LRS los hacen posible.

Back to Posts