Cómo agregar innovación a su MPS

Un buen comienzo es (solo) la mitad del camino