Skip to Main Content
Levi, Ray & Shoup, Inc.

Consolidación de servidores de impresión para principiantes

Language Options

Los ejecutivos de TI de grandes empresas con múltiples sedes llevan tiempo tratando de centralizar la infraestructura de TI y reducir los activos necesarios en sucursales o sedes remotas. Los beneficios son obvios... es mucho más fácil y barato mantener una gran infraestructura en una ubicación centralizada que tener recursos desperdigados entre muchas ubicaciones.

Mire a su alrededor y verá cómo el almacenamiento de archivos ha sido sustituido con redes de área de almacenamiento; las llamadas telefónicas de larga distancia han ido desapareciendo en beneficio de sistemas VOIP; y escritorios virtuales y clientes ligeros han ocupado el lugar de los PC dedicados. Todos estos son claros ejemplos de la tendencia hacia la centralización.

Una de las últimas áreas afectadas por esta tendencia son los servidores de impresión pero se trata de un área que está recibiendo mucha atención últimamente. Por este motivo, vale la pena examinar los pros y contras de la consolidación de los servidores de impresión.

La primera pregunta que se debe hacer es: «¿Dónde encontraré en mi empresa los servidores de impresión que se deben sustituir?». Bueno, existen dos lugares: las sucursales y el centro de datos. La segunda pregunta que se debe hacer es: «¿Qué output de documentos gestionan estos servidores?». De nuevo, se tratará de documentos generados por aplicaciones de negocio centralizadas en el centro de datos y de documentos impresos desde dispositivos distribuidos (que históricamente no eran más que ordenadores Windows pero que cada vez más incluyen dispositivos móviles). Sin embargo, existe una interdependencia entre estas áreas que complica el cuadro en gran medida.

Comencemos por examinar las necesidades de un lugar de trabajo distribuido. El enfoque tradicional de la impresión en la oficina implica enviar datos desde un PC hasta un servidor de impresión situado en esa sucursal. Los ordenadores de escritorio y los ordenadores portátiles no eran especialmente potentes, así que era mejor trasladar la carga del procesador de la reproducción del documento hacia un servidor más potente. También era más fácil gestionar definiciones de impresora y controladores de impresora en cientos de servidores de impresión Windows de lo que era en miles de ordenadores de escritorio. Normalmente, estos servidores de impresión también se utilizaban para otras cosas, como el almacenamiento de archivos. Pero han sucedido dos cosas: en primer lugar, ahora los dispositivos de escritorio son a menudo más potentes que los servidores locales existentes y, por tanto, más adaptados para enviar trabajos de impresión; en segundo lugar, se han centralizado las demás funciones del servidor, dejando aparatos muy caros sin función alguna pero actuando como servidores de impresión.

Así que, ¿cuál es la alternativa? Bueno, la impresión IP directa (o impresión «peer to peer») implica generar trabajos de impresión en el dispositivo de escritorio y enviar el output directamente a la dirección IP de una impresora en red. Es sencillo, es cierto, pero necesita un método para proporcionar definiciones de impresora para proceder a su instalación en un ordenador de escritorio, además de gestionar controladores de impresora en miles de escritorios. Con Windows Server 2012 y Windows 8.1, Microsoft proporcionó las herramientas para hacer exactamente eso. Así que si su única necesidad es consolidar servidores de impresión Windows para el output de escritorio, dispone de herramientas gratuitas para hacerlo con sus sistemas operativos Windows. Además, ahora existen varias herramientas disponibles a la venta que resuelven este problema aislado, pero es discutible si ofrecen un valor añadido superior más allá de las herramientas básicas de Microsoft.

Sin embargo, este enfoque IP directo ignora dos problemas fundamentales. En primer lugar, es probable que sus sistemas de negocio contengan muchas tecnologías que confían en la existencia de servidores de impresión Windows. Las aplicaciones centralizadas a menudo superan las complejidades de imprimir «lanzando el trabajo de impresión por encima del muro» hasta un servidor de impresión Windows. SAP, por ejemplo, implementa SAPSprint con este preciso objetivo. Muchos productos de impresión pull necesitan servidores de impresión Windows para funcionar (a menudo, numerosas instancias de servidor). Así que si implementa la impresión IP directa y prescinde de los servidores de impresión Windows, estas otras tecnologías dejarán de funcionar.

El segundo problema es que probablemente no todos sus servidores de impresión son Windows. Sus aplicaciones centralizadas dispondrán de servidores UNIX o Linux. Puede que disponga de departamentos de diseño asistido por ordenador (CAD, por sus siglas en inglés) que usan estaciones de trabajo Linux o departamentos de diseño que usan ordenadores Mac de Apple. Y, por supuesto, hoy en día necesita proporcionar a los usuarios medios para imprimir desde tabletas y teléfonos. ¿Cómo puede consolidar también los servidores de impresión para que satisfagan todas estas necesidades?

Un auténtico servidor de output de empresa (EOS, por sus siglas en inglés) resolverá todos estos problemas proporcionando un único lugar para recopilar y distribuir el output centralizado de la aplicación, sin importar la plataforma. También ofrecerá un único lugar para definir todas las colas de impresión y gestionar todos los controladores de impresora. Los usuarios pueden definir estas colas de impresión en los escritorios sin necesidad de disponer de derechos como administrador (incluso aunque los escritorios estén virtualizados, y las definiciones de las impresoras pueden recordarse de una sesión a otra). Estas colas de impresión pueden implementar la impresión IP directa o dirigir el output a través del EOS. El EOS también puede actuar como spool para retener el output de la impresión pull o puede permitir que se retengan los trabajos de impresión pull en los escritorios hasta que los usuarios se autentifiquen en una impresora. En pocas palabras, un servidor de output de empresa le permitirá sustituir todos sus servidores de impresión con la instalación de un servidor centralizado (con recuperación en modo de alta disponibilidad) sin interrumpir ninguno de sus otros sistemas.

¿Consolidar servidores de impresión? Algo sabemos sobre eso. Póngase en contacto con nosotros para descubrir cómo hemos ayudado a organizaciones a centralizar y optimizar sus sistemas de impresión.

Back to Posts