Skip to Main Content
Levi, Ray & Shoup, Inc.

Controladores universales de impresora: ¿son realmente universales?

Language Options

Si alguna vez necesito elegir una blasfemia, podría limitarme a gritar «controlador de impresora» y sería suficiente. Cualquier responsable de gestionar impresoras en una organización de TI sabe perfectamente de lo que estoy hablando. Parece que los controladores de impresora son la pesadilla de muchos profesionales de las TI y sospecho que incluso los proveedores que los desarrollan desearían no tener que hacerlo. ¿No sería maravilloso tener solo un controlador realmente universal para todas las impresoras? Sin duda, pero siga leyendo si quiere conocer la realidad.

Comencemos con la situación del mercado. Muchas grandes organizaciones disponen de diferentes tipos de impresoras simples o multifunción provenientes de diferentes fabricantes de hardware. Este complejo entorno de impresión con múltiples proveedores genera desafíos y carga de trabajo para los administradores y los usuarios de las TI. En concreto, estos inconvenientes están relacionados con la instalación, configuración, prueba, mantenimiento y experiencia de usuario de muchos controladores de impresora diferentes. Para resolver este problema y mejorar sus entornos digitales de trabajo, las empresas están buscando soluciones que estandaricen y simplifiquen sus infraestructuras de TI de impresión. Así que no es extraño que algunas organizaciones se sientan cautivadas por el concepto de «controlador universal de impresora» (UPD, por sus siglas en inglés), un controlador que se pueda «aplicar en todas partes o en todos los casos». La propuesta de valor universal parece muy convincente.

Algunos proveedores de hardware y software afirman que ofrecen un controlador universal de impresora para la plataforma Windows. Las organizaciones de TI lo ven como una forma de reducir la complejidad y la carga de trabajo de los administradores de TI, y ofrecer una interfaz estandarizada para los usuarios. Por desgracia, es un concepto utópico que debe más al marketing que a la realidad. El hecho es que ningún proveedor ofrece un controlador universal de impresora para todas las marcas y modelos del mercado. Es demasiado bueno para ser verdad porque:

  • El mercado de las impresoras es muy amplio y se usan muchas tecnologías diferentes para trazar puntos sobre el papel (p. ej. impresoras matriciales, de chorro de tinta, láser, térmica, etc.). 
  • Existen demasiados lenguajes de descripción de página (PDL, por sus siglas en inglés) que describen el formato y el contenido de una página (p. ej., PDF, Postscript, PCL, AFP, ZPL, etc.). 
  • Además, deben soportarse las múltiples versiones de Windows que existen en el mercado al mismo tiempo.
  • Finalmente, los fabricantes de impresoras continúan inventando y desarrollando nuevas características y funciones para sus dispositivos que deben habilitarse.

En su lugar, los proveedores ofrecen su propia definición de «universal», lo que a menudo significa «esas impresoras que realmente preocupan al proveedor». Si, por casualidad, las impresoras soportadas son las que usted necesita, puede que esta le resulte una solución aceptable hasta que cambie de hardware en el futuro. 

Hoy en día, los fabricantes de hardware de impresión son los principales proveedores de controladores universales de impresora para Windows. Esto resulta lógico cuando considera que la función de un controlador de impresora es habilitar las funciones únicas de un dispositivo de impresión concreto (o una familia de dispositivos). Los proveedores de impresoras operan en un mercado altamente competitivo en el que luchan por diferenciarse, así que lo que les motiva es desarrollar controladores de impresora de calidad para sus propios productos. Los clientes se benefician en términos de funcionalidades y soporte puesto que las impresoras y sus controladores asociados proceden del mismo proveedor y fueron diseñados para trabajar juntos.

Aunque los proveedores de software también pueden desarrollar los llamados controladores universales de impresora, sus soluciones también tienen sus limitaciones. Puesto que los proveedores independientes de software (ISV, por sus siglas en inglés) no participan en el ciclo de desarrollo del hardware de la impresora, descubren las nuevas impresoras, características y funciones una vez que los productos ya están disponibles en el mercado. ¿Puede imaginar el desafío de intentar probar y soportar su solución con todas las diferentes marcas y modelos de dispositivos de impresión en el mercado? El resultado final suele ser una solución genérica que soporta algunas impresoras mejor que otras y que quizás no habilitará todas las funciones de un dispositivo específico.

Según nuestra experiencia de mercado con grandes empresas, LRS considera que la mejor solución es aquella que englobe los siguientes elementos:

  • Controladores universales de impresora proporcionados por los fabricantes de las impresoras que vendieron los dispositivos en ese entorno
  • Una solución de gestión de output que proporcione una sólida función de gestión de los controladores de impresora, así como funciones dinámicas de transformación de datos

Este enfoque permite cosechar los siguientes beneficios clave de negocio:

  • Puede seleccionar el mejor hardware en función de las necesidades específicas de la empresa. Los usuarios y las aplicaciones pueden explotar todas las características y funciones del hardware. Se fomenta la innovación tecnológica y las fuerzas competitivas del mercado siguen en pie.
  • Solo necesita gestionar un pequeño número de controladores únicos de impresora, y esta tarea se simplifica en gran medida usando un software de gestión de controladores de impresora. 
  • Existen menos posibilidades de que los proveedores «se señalen con el dedo» cuando aparecen problemas y es necesaria la intervención del soporte técnico. Si está usando un controlador de impresora de un proveedor diferente al fabricante del hardware de la impresora, puede que ese fabricante se muestre reticente a proporcionar soporte cuando se produzca un problema («Debe utilizar nuestro controlador porque lo hemos probado y sabemos que funciona»).

Aunque es tentador pedir a sus proveedores de soluciones un controlador universal de impresora como parte de una solicitud de propuestas (RFP, por sus siglas en inglés) o de cualquier otra propuesta, puede acabar con una solución inferior si insiste en una solución con «un controlador que sirva para todo». En su lugar, seleccione el conjunto mínimo de controladores de impresora para su flota de impresoras, compuesta por dispositivos de diferentes fabricantes, para soportar las características funcionales que sus usuarios y aplicaciones necesitan. Esto puede desembocar en múltiples controladores de impresora, incluyendo controladores universales, dependiendo de la diversidad de su flota de impresoras. 

A continuación, use una solución de gestión de output para simplificar las tareas de gestión del controlador de impresora y eliminar las lagunas funcionales entre el output de la aplicación y el controlador, y los destinos del dispositivo. Puede que también tenga que aceptar algunos sacrificios para alcanzar la mejor solución para su entorno. Un análisis detallado y una prueba son tareas importantes que debe llevar a cabo antes de tomar cualquier decisión estratégica. Recuerde, si algo parece demasiado bonito para ser verdad, probablemente lo sea. Los controladores universales de impresora son un excelente ejemplo de este dicho cuya validez el tiempo ha demostrado.

Back to Posts