Skip to Main Content
Levi, Ray & Shoup, Inc.

Impresión pull de LRS y escalabilidad de la infraestructura

Language Options

Cuando hablamos con organizaciones sobre las necesidades de impresión en su lugar de trabajo, la conversación a menudo deriva hacia el tema de la reducción de servidores. Esto es especialmente cierto en empresas que tienen muchos servidores de impresión (que el software de LRS puede eliminar fácilmente, junto con sus costes asociados). Tiene lógica centrarse en la reducción de servidores pero existe otro aspecto de la infraestructura de TI relacionado con los servidores que no suele abordarse.

Durante bastante tiempo he estado vinculado al campo de la impresión pull y he experimentado varias implementaciones exitosas en centros del cliente. Al estudiar la infraestructura de TI de mis clientes, descubrí (para mi sorpresa) que estas organizaciones disponían de muchos servidores innecesarios dedicados a la impresión pull.

Pero, ¿para qué se necesitaban estos servidores adicionales?

Los clientes explicaron que las soluciones de impresión pull no solo requieren servidores de autentificación sino también otros para gestionar las colas de la impresión pull. En general, se necesita un servidor por cada cien dispositivos usados en la impresión pull. Así que, en las grandes empresas, esto desemboca en la necesidad de disponer de muchos servidores para soportar un entorno de impresión «follow me» con miles de dispositivos de impresión pull.

Hagamos números rápidamente: supongamos que una solución de impresión pull puede gestionar 3000 dispositivos conectados a una red global. Esto significa que habría que comprar 30 servidores. Es más, habría que configurar y soportar estos 30 servidores de forma continua. Entre el coste de capital inicial y los gastos operativos constantes, esto representa una cantidad de dinero considerable. 

La situación es todavía más complicada cuando un cliente tiene una impresión con IP directa y luego intenta añadir funciones de impresión pull. En este caso, será difícil convencer al cliente de que reconstruya otra vez su infraestructura de servidores, con independencia del coste total de propiedad y de las ventajas de seguridad. Así que, ¿cómo se pueden evitar costes elevados, la carga de TI y los servidores innecesarios en la impresión pull?

LRS está desarrollando y optimizando continuamente sus productos para satisfacer las necesidades de nuestros exigentes clientes. Introdujimos recientemente la función «Direct Secure Release» en nuestro producto de impresión pull MFPsecure. Algo idóneo para una compañía descentralizada con un departamento centralizado de TI. 

Esta solución requiere únicamente un servidor individual de autentificación (administrado por el departamento central de TI). La cola personal de impresión para cada empleado reside en el ordenador portátil, PC u otro terminal de ese usuario. El proceso de autentificación requiere solo que se envíe una pequeña cantidad de metadatos a través de la red, eliminando por tanto la necesidad de una infraestructura formal de servidor para soportar ubicaciones remotas. El impacto sobre el ancho de banda de la red se limita a un nivel mínimo, ya que circulan pocos datos a través de la red. 

Las funciones de la impresión pull (es decir, «Secure Release» o «follow me») deben ser interesantes para cualquier organización, ya que las ubicaciones remotas o el ancho de banda limitado ya no representan un obstáculo. La solución LRS puede gestionar miles de dispositivos de impresión «follow me» y no existen límites para el grado de escalabilidad. Y esta es la mejor parte: en los proyectos que hemos visto hasta ahora, la solución MFPsecure de LRS acaba costando aproximadamente la mitad del precio de la competencia. 

Menos trabajo para el administrador, reducción de capital y costes operativos... ¿y todo por un precio más bajo? Sí, sí y sí. La tecnología «Direct Secure Release» aporta muchas ventajas al mundo de la impresión pull.

Back to Posts